Volver a Noticias Publicado el Lunes 13 marzo 2017 en la categoría Actualidad

CEO por un Mes 2016: ellos nos comparten su experiencia

CEOx1mes-2016-noticia360x150

ENTREVISTA A ANA INÉS MONTANARI

La rosarina de 23 años fue la ganadora de la primera edición de CEO por un Mes en Argentina. En esta entrevista nos cuenta su experiencia siendo CEO por un Mes 2016. 

En líneas generales, ¿qué te pareció la experiencia “CEO por un Mes” de Adecco Argentina?

Es una experiencia impresionante. Se siente como haber trabajado un año en vez de un mes. Se aprende muy rápido, se conoce a muchísima gente nueva todo el tiempo y se lleva una agenda tan variada como desafiante. La recomiendo para todo joven que quiera aprender cómo funciona una multinacional de manera empírica y real.

¿Cómo ayudaste a David durante este mes?

Fue mutuo en realidad. Él me ayudó mucho a crecer profesionalmente y como líder dándome libertad para ser auténtica todo el tiempo. Principalmente, mi aporte fue opinar y dar mi visión de lo que iba sucediendo. Podía ser un proyecto nuevo, una situación concreta o la forma en la que se estaba llevando adelante algo. Fue impactante ver que mi opinión contaba de verdad para su toma de decisiones.

¿Cómo organizaste tu tiempo?

¡Eso fue complejo! Requiere de mucha dedicación, es una experiencia full time porque es tal la magnitud de lo que se vive que aunque salgas del trabajo seguís conectada pensando en lo que pasó ese día, en lo nuevo que aprendiste. Por suerte siempre fui de tener por lo menos tres o cuatro responsabilidades al mismo tiempo así que mi desafío fue más que nada enfocarme en una sola que en términos de tiempos requería lo mismo que los distintos temas que atendía antes juntos.

¿Cuáles fueron los más grandes desafíos?

Uno muy importante fue combinar el trabajo con mi vida personal, pero cuando conocés gente de posiciones de gran responsabilidad es un desafío que aparece en sus vidas una y otra vez. El apoyo de mi familia ha sido esencial e incluso de mis amigos. En Rosario, la noticia se esparció muchísimo y eso es raro de manejar porque viene gente a felicitarte que nunca te habló antes y si bien es muy reconfortante y se agradece es sano conservar un círculo íntimo donde podés contar lo que estás viviendo pero también compartir como siempre hacías las mismas cosas. Otro fue mudarme. Mi carrera también colaboró en ese sentido. Cuando estudiaste Relaciones Internacionales la gente que te quiere ya sabe de base que eventualmente vas a trabajar en otro lado o muy conectado con gente distinta tratando temas de afuera, entonces comprende y acompaña con mayor predisposición.  Por último, por supuesto que el desafío laboral en sí; tuve que prestar suma atención todo el tiempo. A veces te toca escuchar mucho porque se trata un tema muy específico que no manejás, pero al otro día, si se trata ese tema de nuevo ya tenés que estar en condiciones de aportar algo, un dato, una idea, una visión. Te exige adaptarte y aprender con agilidad.

¿Qué cosas sentís que deberías desarrollar, tanto personal como profesionalmente?

Ufff, ¡muchísimas! La resiliencia en lo personal. Creo que cuento con ella pero se necesita mucho más de lo que tengo al día de hoy para poder hacerle frente a una posición importante. David se entera de tres problemas enormes al mismo tiempo y en cinco minutos ya tiene un plan de acción sobre los tres. El impacto le dura casi nada, rápidamente mira para adelante y elige un approach para resolver. Eso es admirable y viene de la resiliencia como cualidad personal. Profesionalmente conocimiento práctico. Llegué con un bagaje teórico importante de cómo se gestionaba una multinacional pero es mucho más lo que se aprende técnicamente con la experiencia. Aprendí muchísimo pero sé que falta mucho más también.

¿Qué crees que aportaste a Adecco Argentina?

Creo que la idea es que la persona que trabaje como CEO por un Mes aporte frescura. Que pueda ver todo desde afuera y traiga algo nuevo a la empresa. Eso es lo que he intentado aportar. Observé mucho y al final produje un proyecto que aborda una temática tan compleja y poco resuelta como es la inclusión de personas con discapacidad en el mercado laboral. Así el proyecto me habilite o no para pasar a la próxima etapa del programa he invertido mucho tiempo en él y creo que es necesario tenerlo en cuenta eventualmente. De lo contrario seguimos pensando en las temáticas sociales como métier exclusivo de Sustentabilidad y a Sustentabilidad como algo que nada tiene que ver con nuestro negocio y no tiene porqué ser así, menos aún en una empresa que actúa en conformidad con valores que tienen un tinte social.

Teniendo en cuenta que pudiste tener una visión general de Adecco en este mes, ¿qué crees que hace falta en la empresa?

Algo que me parece que le hace falta es esto que acabo de mencionar, darle más importancia a lo que se hace desde Sustentabilidad y encontrar allí un correlato con el negocio, ¿por qué no?

¿Qué consejo o mensaje le darías a la juventud que se encuentra buscando empleo?

Que no se desanimen y que inviertan en capacitarse. En lo personal fue una decisión de mis padres obviamente cuando era chica, pero desde la adolescencia ya empezó a ser mi decisión. Nadie me dijo: rendí un examen internacional, participá en una ONG, tomá un seminario extra, intentá trabajar en algo que te aporte experiencia mientras estudiás aunque cueste, fue autogestionado. Requiere esfuerzo, disciplina, compromiso y perseverancia. No hay casi recompensas inmediatas más que la satisfacción personal, pero en el mediano plazo ya aparecen otras en forma de oportunidades que te cambian la vida. Le diría a los jóvenes que piensen adónde se ven, adónde quieren llegar y apuesten a eso.

Post-AnaInes-1

 

 

ENTREVISTA A DAVID HERRANZ

Cómo fue la experiencia del otro lado, comentada por el número 1 de Adecco Argentina & LATAM.

¿Cómo viviste la experiencia “CEO por un Mes” en Adecco Argentina?

La experiencia fue muy enriquecedora, me atrevería a decir que en partes iguales para ambos. Yo aprendí mucho de ella, de su frescura en la opinión y del criterio acertado en sus comentarios. 20 años son bastantes como para que haya importantes matices en la forma de ver las cosas y esto sobre todo, me enriqueció en lo personal.

¿Cómo organizaste tu tiempo para poder ayudar a Ana Inés a tener una experiencia completa?

Realmente yo hice mi agenda normal: 60% de mi tiempo dedicado a Adecco Argentina y 40% a Adecco LATAM, con jornadas maratónicas que empiezan temprano y acaban tarde.

Quizás para ella fue más costoso adaptarse al ritmo pero lo encajó muy bien. Se sorprendía mucho con la facilidad que teníamos para terminar una llamada con Brasil en inglés y empezar una reunión en Buenos Aires con parte del equipo de inmediato.

¿Qué cualidades, tanto personales como profesionales, pensás que obtuvo Ana Inés durante este tiempo?

Yo diría que las cualidades ya las tenía ella, creo que tuvo la oportunidad de poner en práctica muchas de ellas y desarrolló habilidades que no había utilizado antes.

Entre las cualidades de Ana destacan: su concreción, su determinación, su creatividad y su confianza en sí misma y entre las habilidades que desarrolló o vio que eran necesarias para el puesto están: la resiliencia, la tolerancia al stress, las habilidades interpersonales y la capacidad de gestión con la ambigüedad.

¿Cuáles fueron los más grandes desafíos que se plantearon en esta gestión compartida?

Desafíos operacionales propios del momento: resolver problemas de servicio para el inicio de las Olimpiadas en Rio, gestionar medios de comunicación en Argentina, definir el modelo de organización de las principales iniciativas para LATAM, cambios organizativos en Argentina, Operation Reviews de varios países, etc.

¿Qué crees que aportó esta joven rosarina a la compañía?

Frescura en la manera de afrontar los retos, mucho entusiasmo y sobre todo un ejemplo de que en ocasiones subestimamos el talento joven.

¿Qué consejo o mensaje le darías a la juventud que se encuentra buscando empleo?

Que no hagan caso de aquellos que les dicen que no están preparados, es la generación con mayor acceso a la información de la historia de la humanidad, tienen conocimiento, son cosmopolitas y tienen energía, el futuro es suyo.

 


Ana Inés Montanari trabajó un mes junto con David Herranz como CEO por un Mes Argentina y LATAM. Ella fue finalista en la competencia de CEOs por un Mes a nivel Mundial, en la que competían todos los CEOs del programa por el puesto de CEO por un Mes del Grupo Adecco en Suiza. Por este motivo, tuvo la oportunidad de viajar a un Bootcamp en Amsterdam y de participar de la etapa final en Tokio. 

Para obtener más información de cómo participar de la edición 2017 de CEO por un Mes, ingresar a la siguiente página: www.adeccoyvos.com