Volver a Noticias Publicado el Viernes 23 marzo 2018 en la categoría Sustentabilidad

El Futuro del Trabajo

Office team. Nice smart young people smiling and looking at the laptop screen while working together in the office

Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. Somos testigos de tiempos de transformaciones donde la tecnología está generando disrupciones en muchos sectores, y donde los nuevos trabajos demandarán capacidades nuevas y diferentes.

Esto repercutirá, por ejemplo, en el sistema educativo, el cual deberá transformarse. Serán necesarios cambios culturales que favorezcan la sinergia entre lo humano y la tecnología, y donde la era digital brinde una oportunidad en la que todos puedan ganar.

La transformación digital creará, potenciará y modificará algunas ocupaciones existentes, lo cual aumentará la importancia de los aspectos más humanos del trabajo, como son las habilidades interpersonales, el liderazgo, el planeamiento, la creatividad y el razonamiento analítico complejo.

Nuestro objetivo es que, a través de nuestra estrategia de Sustentabilidad, podamos ayudar a los diferentes actores a desarrollar su potencial en un mercado laboral cada vez más competitivo.

Con ese fin, la OIT ha creado la Comisión Mundial sobre el Futuro del Trabajo, que marca el comienzo de la segunda etapa de la iniciativa de la OIT relativa a este tema. Su función es realizar un examen a fondo del futuro del trabajo, que sirva de base analítica para cumplir con el mandato en materia de justicia social en el siglo XX.

Alain Dehaze, CEO del Grupo Adecco y Miembro de la Comisión Global del Futuro del Trabajo de la OIT, refuerza la necesidad de un nuevo mensaje social.

“Es sumamente inspirador compartir dos días enteros con personas orientadas a los objetivos, que sólo tienen una visión en mente: hacer que el trabajo del futuro sea para todos. Como miembros de la Comisión Global de la OIT acerca del Futuro del Trabajo, tenemos una visión global de las tendencias actuales del mundo laboral, mientras que también consideramos los desafíos y las oportunidades que tendrán impacto global en el futuro. Como uno de los representantes del mundo empresarial, quiero que encontremos el equilibrio adecuado entre la flexibilidad y la seguridad, tanto para los trabajadores como para las compañías. La tecnología representa el punto de inflexión presente y futuro en el mundo laboral. Veo grandes oportunidades, siempre que tengamos un enfoque centrado en las personas y en políticas proactivas dentro del mercado laboral. Necesitamos un nuevo contrato social que abarque totalmente a las empresas, las organizaciones sindicales y los creadores de políticas; y que a su vez respalde a todos los trabajadores y a todas las formas de trabajo. Necesitamos marcos legales que garanticen la empleabilidad, el acceso igualitario a beneficios y oportunidades, y una transición más sencilla para los trabajadores”.

 

FUNCIONES DE LA COMISIÓN

La Comisión elaborará un informe independiente sobre la forma en que se podrá forjar un futuro del trabajo que ofrezca oportunidades de empleo decente y trabajo sostenible para todos. Este informe será sometido a consideración de la reunión del centenario de la Conferencia Internacional del Trabajo en 2019.

En los últimos 18 meses, en preparación de la puesta en marcha de la Comisión Mundial, los mandantes tripartitos de la OIT – gobiernos, empleadores y trabajadores – han celebrado diálogos nacionales en más de 110 países.

El trabajo de la Comisión se estructurará en torno a cuatro “conversaciones del centenario”:

  • Trabajo y sociedad
  • Un trabajo decente para todos
  • La producción y organización del trabajo
  • La gobernanza del trabajo

 

COMO SERÁ EL NUEVO MUNDO DEL EMPLEO

Los nuevos empleos serán para trabajadores del conocimiento: profesionales con capacidades técnicas, formación práctica, habilidades directivas y espíritu emprendedor (Organización de Cooperación de Desarrollo Económico, OCDE).

El progreso tecnológico impactará en todos los tipos de empleados, inclusive en aquellas actividades que hasta el momento se consideraban indelegables por parte de los seres humanos. Trabajadores manuales, calificados, creativos o no, todos serán afectados en mayor o menor medida. Se prevé un cambio radical en el tipo de tareas ejecutadas por los distintos trabajadores y la manera óptima de combinar talentos por parte de las empresas.

Según un estudio realizado por la consultora británica Fast Future, aparecen nuevas profesiones en el mercado laboral mundial de los próximos 30 años y que son fruto de la evolución científica y tecnológica:

Así las cosas, licenciaturas como Administración, Comunicación, Psicología o Sociología, entre muchas otras, deberán subirse al tren de la especialización, de otro modo, será mucho más difícil encontrarse con las mismas posibilidades de empleo. Ciertamente, estas nuevas profesiones parecen más trabajos de ciencia ficción, sin embargo, muchas empresas están requiriendo de gente con un perfil extremadamente concreto.

 

Descargue el informe de la OIT:

El futuro del trabajo que queremos: Un diálogo global (17 de Agosto 2017)